Desde Jamón y Churrasco os contamos las 3 claves para elegir un buen vino

  1. No te dejes llevar solo por el aspecto de la botella de vino y por su envase, muchas veces el marketing nos puede jugar una mala pasada a la hora de buscar un buen vino, por eso es importante leer la parte trasera de la etiqueta para obtener ideas sobre el sabor, el cuerpo y los maridajes potenciales del vino.Normalmente los vinicultores indican los sabores prominentes y el carácter del vino y a veces sugieren maridajes de comida. Simplemente tómate unos minutos para leerlo y pensarlo, estés en un supermercado o en un restaurante.

    Si la carta de vinos en un restaurante no tiene descripciones, habla con el camarero, es posible que él pueda ilustrarte de forma efectiva.

  1. Piensa como de fuerte es el sabor de la comida y combínalo con un vino con un mismo nivel de cuerpo. Lo importante es que el vino y la comida se complementen, incluso pudiéndonos salir del clásico “blanco para el pescado, tinto para la carne”.No queremos que la comida sobrepase el sabor del vino y viceversa.
  1. Utiliza la tecnología: Puedes buscar calificaciones de vinos para ayudarte a elegir las botellas más caras. Si intentas impresionar, puede ser mejor investigar un poco antes de gastar.Los sitios web y las revistas como Wine Spectator, Food & Wine y Wine Enthusiast ofrecen aplicaciones y críticas de casi todos los vinos en el mercado, lo que te permite ver rápida y fácilmente si un vino con un precio más merece la pena.

En definitiva, las 3 claves que os proponemos desde Jamón y Churrasco para elegir un buen vino son: pararse a leer, pensar en el tipo de comida que va a acompañar el vino, y ayudarnos con las nuevas tecnologías.