Se le llama jamón a aquella carne procedente de las partes traseras del cerdo y es probablemente uno de los mejores productos que se puede obtener de un cerdo, esto teniendo muy en cuenta el tocino, pero el jamón es uno de esos alimentos que amamos y que tiene una gran popularidad alrededor de todo el globo terráqueo.

Siendo de gran importancia en la preparación de diferentes platos en todos los países.

Es por eso que si la curiosidad te mata y quieres saber cuáles son los países donde se consume jamón en mayor cantidad este artículo es para ti. Te contaremos un poco sobre estos países, sus distintas formas de preparar el jamón y también de su consumo.

Lista de los países donde se consume jamón

España

España es uno de los países donde se consume jamón y además se producen algunos de los mejores jamones a nivel mundial, además de ser un gran consumidor del mismo jamón. En este país se pueden identificar dos tipos de jamones que dependen especialmente de la raza del cerdo de donde proceda.

El primero es el que viene del cerdo blando, este jamón se denomina “Jamón Serrano”. El segundo tipo de jamón es el que proviene del cerdo ibérico, este es conocido como “Jamón Ibérico”. Este último es uno de los mejores jamones que hay, de gran textura y sabor.

Italia

La bota de Europa y uno de los países con una gastronomía bastante reconocida a nivel mundial es también uno de los grandes consumidores de jamón. En este país al corte de la carne de cerdo que proviene de las partes posteriores se le conoce como “prosciutto”.

En la cocina italiana hay distintas formas de servir este alimento, puede ser cocinado para algunos platos y en otras ocasiones se servirá fresco. Hay distintas variedades del “prosciutto” en Italia que tienen sus diferentes sabores.

Portugal

En este país hay un jamón que tiene mucha tradición y que es el encargado de sostener una pequeña industria local del país, este jamón se conoce como “Jamón de Chaves” y es hecho a partir de la pata blanca.

Los cerdos que dan este jamón son muy cuidados para obtener la mayor calidad del jamón, cuidando principalmente su alimentación. El periodo de tiempo que necesitan para ser curados, madurados y envejecidos de manera natural va de unos 18 a 24 meses.